mezclar

¿Cómo pasé de no mezclar a mezclarlo todo? No mezclaba trabajo y alcohol, ya lo hago. No mezclaba ejercicio, café y trabajo; ahora me gusta hacerlo, pero como necesito tomarme toda una tarde en soledad casi no lo hago. He tenido la regla de no mezclar amor y trabajo, pero ahora dudo de ella y la podría omitir.

Además de mezclar, soy flexible en los horarios. Antes no podía llegar tarde, ahora llego a tiempo sólo cuando tengo un compromiso, pero no respeto la hora de entrada a la oficina.

No mezclaba juego y trabajo, creo que por considerarlo muy serio. No mezclaba música y trabajo, café y trabajo, coca y trabajo. Tenía la ilusión de que era algo muy serio lo que hacía, que era una irresponsabilidad mezclarlo con actividades no importantes.

Esa ilusión se va perdiendo en todas nuestras empresas, y eso nos obliga a mezclar: lo poco serio con el juego, drogas, música o ejercicio, para regresarle algo de la emoción perdida.

2 respuesta a “mezclar”

  1. “Acerca de Ataúd”
    Ataúd es de Ata. Y el Ata hace ingenierí­a, lee, se toma un whisky y escribe.

    un whisky…sssuuureeee……

Deja un comentario